Recordando un Clasico: Half-Life, Un hombre llamado Gordon Freeman

¿Quién no ha oído hablar de Half-life? Uno de los principales shooters (FPS) de las antiguas generaciones que atrapó a miles de gamers en su época. Una joya que catapultó a Valve como una de las compañías de videojuegos más grandes en la actualidad y que es un juego de culto que nadie debe perderse.

Pero ¿Qué hace a este juego tan grande? En una época en donde Doom era el que dominaba el género y muchos juegos intentaban emularlo o mejorarlo, conservando su estilo frenético y brutal que lo caracteriza, Half-life se presentó como una historia compleja, un viaje en donde a cada vuelta de la esquina observabas pequeños trozos de la historia que te sumergían en el mundo que había creado Valve. No solo eran niveles conectados entre sí en donde debías acabar lo más rápido posible con tus enemigos, sino una historia inmersiva donde debes sobrevivir con cautela.

Gordon Freeman es nuestro protagonista, un científico que trabaja en las instalaciones de Black Mesa, lugar donde suceden los hechos. Al iniciar el juego nos tomamos el tiempo para reflexionar con un extenso viaje en tren para llegar al centro de investigación. Algo que ya nos hace ver que en este juego hay que tener paciencia, porque poco a poco vamos avanzando por el lugar hasta llegar al momento de la acción, el instante en que Freeman se enfrenta a un experimento fallido que origina todo lo que vendrá por delante. El viaje solitario en donde nuestro protagonista debe confrontar las consecuencias de su error y salir de Black Mesa, claro que hay aliados por delante, pero aún así estos representan meras víctimas de la catástrofe que servirán para contarnos partes la historia o ayudarnos a avanzar por los múltiples pasillos en nuestro camino

Los enemigos son por mucho interesantes, criaturas de otra dimensión que aparecen por distintas zonas del lugar, zombies y soldados del ejército. Hay que recalcar la IA que tienen estos, cada especie con un nivel de inteligencia distinto, desde aquellos que saltan frenéticamente para atacarnos, otros que esperan cautelosamente para lanzarnos rayos y huyen al ser heridos, o soldados humanos que avanzan o retroceden dependiendo de la situación cubriéndose de nuestros disparos. Cada uno de estos nos pondrá en aprietos para poder conseguir nuestro objetivo, pero al mismo tiempo, nos ayudará a entender lo catastrófico de la situación en la que nos encontramos.

Half-life no es solo un shooter más, sino una base muy importante que definiría el género, donde se daría más importancia a contar una historia que a acabar con múltiples enemigos, porque en este juego el objetivo principal no es acabar con lo que esta a nuestro paso, sino comprender la gravedad de nuestro error y huir de todo esto, para al final entender como esto no solo cambia el destino de nuestro personaje, sino también el destino de la humanidad. Pero esto es algo que veríamos en Half-Life 2.

¿Cuantos de ustedes jugaron este gran juego?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s